La Emperatriz se asocia con el número 3 en los Arcanos Mayores del Taro, simboliza una mujer fuerte, decidida, segura, el arquetipo de lo poderoso en el ámbito femenino. Indica ser la madre, gestación, elegancia y prosperidad.

carta la emperatriz tarot

¿Cómo interpretar el significado de la Emperatriz en el Tarot?

Personifica una carta positiva y poderosa, representando la sensualidad, estabilidad y equilibrio, el instinto protector y amoroso de los padres.

Describe a una mujer que lleva el control, la dirección de su existencia y de aquellos que la rodean, con fuerza y autoridad.

La figura representa una mujer vestida lujosamente, sentada en un trono, mostrando el poder y la fortaleza. Es una dama joven que habla de fertilidad y vitalidad. Esta tranquila, serena, relajada, simbolizando la armonía que se quiere alcanzar.

La corona le proporciona a La Emperatriz fuerza, el empuje necesario del triunfo. En su mano izquierda porta un cetro, simboliza la tierra, representando autoridad y la seguridad. Posee un escudo con un águila, un animal fuerte, astuto, dando esa capacidad de lucha, potencia, el lograr conseguir las metas, con esfuerzo y sacrificio, a pesar de todas las adversidades.

En lo cabalístico está asociada al planeta Venus, Diosa de la belleza. La letra Ghimed. El elemento es el aire. Su numerología es el 3, simbolizando la santísima trinidad, el cristianismo.

En la lectura del Tarot La Emperatriz interpreta el tener que conectarte con la energía, la sensualidad, el poder interno de lo espiritual. Deberás profundizar las metas de tu existencia, confiando en la intuición para asumir las prioridades por asumir. Augura abundancias en lo personal y material.

Esta carta incita al deseo, la sexualidad, lo carnal, el amor platónico. Invoca lo espiritual y lo místico, diciéndote conócete internamente y refleja eso en las emociones expresadas hacia los demás.

En el amor, representa la relación equilibrada, lo cariñoso, la sensualidad plena. Reflejaras una atracción al caminar, al transita por cualquier lugar, no podrán evitar mirarte y sentir ese sensualismo que posees, resultando increíblemente irresistible.

Habla de sentimientos fuertes, arraigados en una relación estable. Augura la llegada de hijos. Igualmente, simboliza una unión en la que deben apoyarse mutuamente de forma equilibrada.

Si existe una ruptura de relación y surge en la lectura La Emperatriz, representa la recuperación, un nuevo comienzo, debido a los sentimientos fuertes que aún emergen del pasado y se vienen a fortalecer en estos momentos.

En la consulta sobre el trabajo, habla de ascensos, mejoras en puestos laborales, estabilidad y solidez, armonía con los compañeros y jefes. Si existe algún conflicto este está próximo a solucionarse. Augura nuevas oportunidades o cambios en el campo profesional.

En la salud, representa la recuperación de una enfermedad con vitalidad, fortaleza. Pronostica embarazo, por ser una carta que habla de fertilidad.

En finanzas, una mejora considerable en los ingresos, fortuna en los juegos de azar. Aumento en las ganancias de los negocios asumidos. Cancelación de deudas, recuperación de préstamos realizados.

Esa excelente situación económica deberás retribuirla con una energía positiva a los demás, comparte tu abundancia, dando alguna donación a una causa benéfica.

En términos judiciales, para el consultante resulta favorables las decisiones, con excelentes perspectivas.

Su interpretación como carta final en una tirada, simboliza el SI, lo positivo, habla de éxito, triunfo en los sentimientos, presagia excelentes aspectos en lo cotidiano.

La interpretación si La Emperatriz surge de forma invertida tiene diversos significados. En el amor, describe una infidelidad, mentiras, engaños y decepciones.

En el trabajo, simboliza problemas graves con los jefes y compañeros, una energía negativa en el entorno, no dejándote prosperar y sentirte bien en el ambiente laboral. Cambios negativos o posible despido.

 En la salud, describe pequeños contratiempos y dolencias, complicaciones en alguna enfermedad. Representa el tener que cuidarse más, prestar atención a los mensajes que viene proporcionándote el cuerpo, estas descuidándote y podría llevarte a dificultades en la salud. Igualmente, simboliza perdida de embarazo.

En lo económico, puedes pasar por una estafa con pérdida de capital, riesgos económicos. No prestes dinero a ninguna persona, no solicites algún crédito, no es el instante ideal para estas situaciones.

Representa una negatividad absoluta, perjudicándote enormemente, influyendo en las malas relaciones, y conflictos familiares.

Igualmente, representa inseguridad, celos, ser posesiva como madre y esposa. Te está diciendo la pérdida de poder y determinación.

Cuando en las lecturas sale acompañada de otras cartas, tiene interpretaciones particulares. Al ubicarse del lado izquierdo, simboliza que cuando niña fuiste muy mimada, resultando eso en complicaciones en el presente, queriendo ser siempre complacida en todo.

Al ubicarse en el medio, representa la satisfacción que posees actualmente en lo cotidiano.